Buscador de Noticias LC en el Blog!

jueves, 31 de diciembre de 2009

Myth Cloth 2006 part 1 (Afrodita, Hyoga 3, Nachi)

Febrero 2006, Afrodita de Piscis:











Marzo 2006, Hyoga 3era armadura:










Abril 2006, Nachi de Lobo:











miércoles, 30 de diciembre de 2009

Reseña Tomo 10

Se terminó el Tomo de Aniversario... pero con muchas sorpresas. Antes que nada debo resaltar la presencia de Elcid de Capricornio. Este personaje lleno de coraje y con sentido del deber único, ayudó a Tenma a comprender elementos básicos en los combates. La unión entre ellos me gustó, un dorado y uno de bronce actuando y combatiendo juntos contra un enemigo en común. A pesar de ser Tenma el más inexperto, tuvo un rol importante debido a las heridas de su compañero, pero igual se vio impotente antes el terrible poder de Oneiros. Shiori nos vuelve a dar un guiño de la historia original y nos encontramos con que Sagitario y Capricornio son grandes amigos. No sólo eso, al parecer Sysiphus era una persona en la que Elcid de podía apoyar y pedir consejo, claro que, dado su gran orgullo, no creo que haya sucedido mucho XD. Otro punto para destacar es la aparición de Excalibur al final del Tomo. Dando lo último de sí, Elcid logró perfeccionar su espada sagrada llamándola al final: Excalibur, ¡y con ella partir la flecha de Sagitario para derrotar el invencilbe dios! 

Oneiros... si era o no tan fuerte sin ayuda, pues no lo sabremos. Yo sigo pensando que Morpheus era más fuerte que él pero desde un principio Oneiros decide aprovecharse de la muerte de sus hermanos y fusionarse con sus almas. Al hacer esto su poder se disparó, me imagino que al mismo nivel que Thanatos o Hypnos. El dios invencible que podía reconstruir su cuerpo pero que al final desperdicio una que otra oportunidad para liquidar a sus enemigos...  La aniquilación de los caballeros de bronce que aparecieron fue crucial ya que una vez más Tenma perdió el control de sí mismo y es en ese momento que Elcid lo ayuda a comprender que no debe dejarse llevar por sus emociones y seguir el camino del deber. Pudo Oneiros ganar? Sí, claro que pudo pero perdió su oportunidad. Ahora bien, jamás imaginó que la misma Athena rescataría a Sagitario y con la flecha sagrada llena del cosmos de la diosa y el combo con Excalibur lograrían derrotarlo. La verdad es que nadie se lo pudo haber imaginado y fue gracias a Sisypgus, a quien se le ocurrió el plan que los llevó a la victoria.

El sueño de Sisyphus fue interesante también. Nadie esperaba que tuviera ese sentimiento de culpa dentro de su ser y que estando atrapado en Morphia, ese sentimiento se multiplicara al punto de dejarse caer al lado oscuro. A pesar de tener a Sasha frente a él, el sapuri lo cubrió y se cegó por la culpa. Grande Athena que participa directamente en la Guerra Santa y es capaz de arriesgar su pellejo para rescatar a uno de sus caballeros. Claro que, no creo que hubiero hecho lo mismo si se tratare del caballero de bronce de la liebre o el pavo real o lo que fuera XDXD. Elcid murió protegiendo a Tenma, pero una vez más nos dejan a un caballero dorado triunfante, que muere por el desenlace del combate pero después de haber derrotado a su rival. ¡Gran Tomo, pero aún mejor el que se viene!


Lost Canvas Resumen 87, Un instante

87.- UN INSTANTE


Tenma y Elcid están peleando contra el dios del sueño Oneiros. La poderosa espada del caballero dorado Elcid resultó ineficaz para separar las almas de los cuatro dioses. Yato y Yuzuriha aparecen sólo para caer en un predicamento. En otro lugar, Sisyphus ha regresado desde el Reino de los Sueños al Santuario y tiene para un plan para atacar al dios…

¡La batalla contra el dios del sueño pone en peligro a Tenma y a los demás! ¡El silencio de Elcid! ¡El método para derrotar a Onerios!

Templo de Athena:

Frente a la estatua de la diosa, Sisiphus ha sacado su arco y su flecha y mirando hacia el horizonte y le pregunta a Athena si está preparada para el ataque. Sasha se pone a su costado y ambos comienzan a elevar sus respectivos cosmos. La flecha de Sagitario está lista para partir, la diosa y el humano han acumulado su poder en ella y esta, está lista para atacar al distante enemigo. El plan de Sisyphus, la ayuda en el último momento, la batalla final contra el dios está a punto de terminar, ganar o perder, todo dependerá de las fuerzas de los guerreros allí presentes.




Afueras del destruido pueblo de Tenma:

El trió se encuentra en pie de lucha, cansados, heridos pero aún dispuestos a luchar. Pero Oneiros sólo tiene ojos para el insolente de Pegaso quien dijo que le tomaría su alma por la fuerza, pero obviamente eso no sucederá porque un simple humano no puede superar el poder de un dios. Las cuatro partes de su cuerpo mutilado casi se han regenerado, sólo pequeños espacios vacios los separan, sólo queda tiempo para un último ataque y deben darse prisa antes de que el dios recupere todas sus fuerzas y las cuatro alma se vuelvan a unir. La amenaza es latente, ninguno de los ataques del trío han funcionado y con el próximo ataque de Oneiros, ellos podrían caer, siendo derrotados al final.

Elcid se ha puesto de pie, su cuerpo se siente pesado, su presencia casi ha pasado desapercibida, no es capaz de moverse ni de hablar, ni aun siendo un caballero dorado, ha sido capaz de mantenerse en pie frente a ellos… al final de cuentas, se pregunta si su espada se habrá roto…? Una potente voz dentro de su cabeza lo ha llamado, esto lo ha despertado de su trance, la voz de un amigo, la voz del hombre al que trató de liberar de su prisión en Morphia. Elcid ha cerrado su puño con fuerza, se siente avergonzado que su compañeros lo encuentre en ese estado pero disimulando su frustración, se alegra de que por fin lograra despertar. Sisyphus le pregunta si ya se dio por vencido… él, que blandió su espada sólo en el Reino de los Sueños para recatarlo, no puede rendirse todavía. Le agradece por todo lo que hizo, porque sin su ayuda, él no podría haber salido del sueño eterno en el que se encontraba. Elcid ha caído arrodillado de nuevo, esta vez por su impotencia, su orgullo ha sido herido, le comenta a Sisyphus que no estuvo luchando sólo, que Pegaso y sus subordinados también estuvieron ahí… Este le responde que entonces, le permita a él también ayudarlo en esta ocasión. Desde el Santuario, acaba de lanzar una flecha bañada con el poder de Athena, y ese es el poder que ¡los guiará a ellos, los caballeros, hacia la victoria!

Elcid se ha reincorporado, le ha dado la razón a su amigo, si existe la más mínima esperanza, entonces, ¡debe continuar! Siempre los han conseguido, siempre se han producido milagros cuando más lo necesitaban… y por eso, aunque se fragmente, aunque se rompa, la espada reflejará… ¡¡Todos su ser!! Onerios se ha sorprendido al verlo en pie nuevamente, Tenma ha volteado incrédulo y lo ha llamado con un hilo de voz. Pero la atención de todos ha cambiado bruscamente cuando a lo lejos han podido sentir un poderoso cosmos acercándose en dirección del Santuario. Oneiros señala hacia el horizonte, se pregunta si será el poder de Athena, si fuera así, ya entiende que es lo que ha estado guiando sus esperanzas, pero… ¡Después de todo, son sólo un incompetente y un montón de niños! ¡Y ni ellos, ni sus poderes son suficientes para atacar a sus cuatro almas al mismo tiempo!

Elcid les ha dado la espalda, su espíritu de combate ha regresado, no tiene derecho a rendirse, aún tiene una tarea pendiente y dejará su vida si es necesario para cumplir con su ideal. Todos se han dado cuenta de lo que pasa, Oneiros le pregunta si es que se ha vuelto loco, darle la espalda al enemigo en una situación como esa… Elcid le responde que no es así, que su espada está afilada… ¡ahora más que nunca! A lo lejos se puede apreciar una péquela luz que se va acercando a toda velocidad y una voz resuena en la cabeza del guerrero que le da ánimos para terminar con la batalla. La flecha de Sagitario ha llegado frente a él, Elcid ha elevado su cosmos al nivel más alto, este es el ataque final. Blandiendo su brazo derecho le dice que ¡su camino no es el de la espada! Porque ella es… ¡¡¡Excalibur!!!

La flecha dorada ha sido partida en cuatro pedazos iguales que se han estrellado en cada una de las cuatro partes del cuerpo del dios. Es el final, las cuatro almas ha recibido el poder de la flecha impregnada con el poder de Athena gracias al ataque final de Elcid. El dios ha caído en la desesperación, lo que acaba de presenciar ha sido algo imposible… es un instante dividió la flecha dorada… y atravesó todas sus almas… El dolor es gigantesco, las almas de Phantasos, Ikelos y Morpheus han sido destruidas y ahora sólo queda la suya, que está en agonía. El poder de la flecha, el poder de Athena los está consumiendo desde el interior, el destello de luz es enorme, como si fuera un pequeño sol en medio de la noche. Ahora ya no tiene disculpas con el señor Hypnos, por más increíble que parezca, al final ha sido derrotado por ese humano pero por lo menos… ¡¡el alma de Pegaso se irá con él!!

Tenma ha dado un paso hacia adelante para defenderse pero Elcid lo ha tomado del brazo y se le ha adelantado. Oneiros ha bajado en picada para eliminar a Pegaso pero el caballero dorado ha saltado y ambos han chocado en el aire. El trío se ha quedado atónito, todos han abierto la boca por el asombro y Tenmal ha gritado con todas sus fuerzas llamando a su protector. Elcid ha golpeado al dios con su puño izquierdo y lo ha alejado del lugar. Los poderes de ambos luchan cada vez más alto en el cielo, de repente el puño mutilado de Elcid ha aparecido de la nada dándole un fuete golpe a Onerios a la altura del corazón. Este ha agarrado el puño y se ha acercado a Elcid hasta tenerlo a escasos centímetro de su cara y furioso le ha recriminado que cortó a sus hermanos en el Reino de los Sueños y ahora también a él… ¿¡Acaso no les teme a los dioses…!? Elcid le responde que esa es una pregunta estúpida, que ellos tienen personas a quien proteger aunque eso signifique llegar al grado de desafiar a los dioses y ellos sólo tienes su ridículas almas. El cuerpo de Oneiros está a punto de sucumbir, Elcid voltea desde el cielo por última vez y le dice a ¡Tenma de Pegaso! ¡¡Que ese es el camino que debe seguir!! La explosión en el cielo ha sido brutal, la luz ha cubierto todo el lugar sin excepción, el dios ha sido derrotado al final gracias al sacrificio del guerrero. Las lágrimas han salido sin esperar, cubriendo el rostro de Tenma quien ha querido ir al encuentro de su protector… de esa personas que le enseño el camino del deber y lo salvó de una muerte segura. Sin fuerzas ya, Pegaso cae en los brazos de sus amigos maldiciendo con todas sus fuerzas el cruel destino que los acompaña.

¡Elcid de Capricornio cae! ¡Confía la esperanza a Tenma y a los demás!


Final del Tomo 10

lunes, 28 de diciembre de 2009

Lost Canvas Ovas 7 y 8 (HQ y buenos subtitulos!)

Aqui las Ovas 7 y 8 en mejor calidad y en un sólo video con buenos subtítulos!


Ova 07:


Ova 08:(con subs en breve)

Lost Canvas Resumen 86, Unidos hacia la victoria

86.- UNIDOS HACIA LA VICTORIA


Athena consigue liberar a Sisyphus del sueño. En otro lado, la batalla contra el poder incomparable de Oneiros los ha llevado de vuelta al mundo real. Las heridas en el cuerpo de Elcid debilitan la fuerza de su espada y trata de separar las cuatro almas de los dioses pero…

¡El Dios aún está vivo! El indomable filo de Elcid cortó el alma de los cuatro dioses ¿habrá algo más que pueda hacer?

EL cuerpo de Oneiros se ha divido en cuatro partes debido al tremendo ataque de Capricornio, pero este acaba de gastar lo último de sus fuerzas y cae de rodillas, rendido. Tenma se encuentra frustrado, no puede creer que aún no lo hayan conseguido. El cuerpo de ese sujeto se dividió en cuatro, pero no sólo eso, también las cuatro almas se han separado y cada una se encuentra en una de las cuatro partes del cuerpo mutilado. Oneiros se dirige a él con las parte de su cuerpo que conserva la cabeza y le comenta que es una lástima porque a pesar de su pequeña proeza no ha podido hacerle daño. Dentro de poco, su cuerpo se unirá de nuevo y será como si nada hubiera sucedido. El poder de los guerreros está llegando a su fin, Elcid ha perdido demasiada sangre, su cosmos ha estado compensando su pérdida haciendo que su espada diera su máximo en cada combate pero su filo ha terminado por oxidarse… El dios se burla del caballero dorado que no logra reaccionar, este acto enoja de sobremanera a Pegaso, quien una vez más no ha logrado controlarse y se lanza a atacar a su enemigo sin pensar en las consecuencias. Su puño en el aire, le recuerda que ese hombre del que se mofa, es aquel quien logró partir su cuerpo en pedazos… ¡Y el que debería preocuparse es él!! Pegasus Ryu Sei Ken no ha surtido ningún efecto al igual que los intentos anteriores. El dios lo ha sujetado por el puño y expulsando parte de su gran poder lo ha hecho retroceder. La caída ha sido dura, Tenma se ha estrellado contra el piso destrozando todo a su paso, pero –lleno de heridas- se vuelto a poner en pie. No lo puede permitir, Elcid arriesgó su vida para construir esa oportunidad… ¡y no la piensa desperdiciar! ¡¡Ya no dejará que nadie más muera!!

Pegaso ha comenzado a incrementar su cosmos, una potente aura lo ha envuelto. Su objetivo está trazado, sólo hay un camino a seguir y dejará la vida para atravesarlo, para vencer… ¡porque el alma de ese maldito será suya! Onerios lo mira con indiferencia, le pregunta si acaso cree que en ese estado le podrá ganar, porque si lo cree es un tonto y ¡¡que ya no lo haga reír!! De su cuerpo mutilado, se ha desprendido un rayo de luz hacia Pegaso. La poderosa energía ha llegado sin avisar con la intención de aniquilar, pero en el último segundo, dos figuras han protegido a su amigo del ataque colocándose frente a él. Yato y Yuzuriha han aparecido en el momento preciso para rescatar a Tenma a pesar de que este se encontraba listo también para luchar. Es la fuerza de la amistad que los obligó a ponerse en frente… La terrible energía no ha cesado, los recién llegados estiran sus brazos para contener el ataque pero este es muy poderoso. Yato le grita a Tenma que no puede creer que se meta en problemas tan fácilmente, que ya no pueden apartar la vista de él ni por un momento porque en seguida se desmorona, ¡a ver si ya aprende de una buena vez! Yuzuriha le comenta que es a causa de ese monstruo que las ruinas de la ciudad fueron arrasadas a lo que su compañero se lo confirma. Tenma les cuenta que ese sujeto fue cortado en pedazos por Elcid y gracias a eso ya no es capaz de utilizar su máximo poder, pero tienen sólo una oportunidad para derrotarlo antes de que se regenere. Sus amigos asienten elevando sus cosmos al máximo. El aura de la Grulla y del Unicornio han aparecido en el cielo, sus poderes combinados han logrado repeler el ataque del dios y arropados por sus constelaciones protectoras, se han lanzado contra él para derrotarlo. Oneiros ha sido sorprendido por ambos, pero en el último instante ha expulsado su poder el cual ha sido suficiente para derrotarlos. Estrepitosamente, ambos guerreros han caído en el suelo rocoso, inmóviles y heridos.




De mala gana, Oneiros les ha dicho que eso sólo fue una advertencia y que más les vale no volver a interferir. Tenma ha cerrado su puño lleno de rencor, sus amigos lo observan angustiados desde el piso. El espíritu de combate aún no lo ha abandonado y hasta que su vida se extinga, seguirá luchando, porque como ya se lo dijo antes: ¡su alma será suya! Lamentablemente el cuerpo de Oneiros ha comenzado a repararse poco a poco y casi nos les queda tiempo para derrotarlo porque cuando su regeneración concluya, su poder será restablecido y los destruirá en un abrir y cerrar de ojos. Desde lo alto en el cielo, flotando a varios metros por encima de ellos, les dice también que son unos pobres humanos obstinados que dentro de unos momentos serán aniquilados por su Guardians Oracle. No muy lejos de allí, ¡Elcid se ha puesto de pie!

Casa de Sagitario:

Un fuerte cosmos ha irrumpido en la novena casa del zodiaco. Hakurei lo ha sentido y se pregunta si Athena ya habrá regresado del Mukai… porque eso significaría que su plan salió a la perfección y Sagitario estaría de regresó. El maestro penetra en la demora y un poco más adelante se encuentra con Athena y con Sisyphus tal como lo había pensado. Satisfecho con el éxito de la misión, le dice a Sasha que se alegra mucho de que se encuentre bien al igual que le comenta a Sisyphus que es bueno tenerlo de regreso. Este último se arrodilla frente a ambos en señal de respeto y se lamenta por todos los problemas que les pudo haber causado. Gracias a Athena, se ha puesto al corriente de la situación actual y sabe que los dioses del Sueño se han extendido sobre la Tierra y que Elcid y Pegaso se encuentran en un predicamento. Ahora, su misión es la de derribar a Oneiros juntos a las otras tres almas contenidas en su cuerpo para terminar con la batalla y salvar a sus compañeros. Intrigado, Hakurei le pregunta si está hablando de la información que les envió acerca de su investigación sobre los cuatro dioses… y le pregunta si es que tiene algún plan en mente. Sagitario asiente y le contesta que la respuesta es ¡Elcid! ¡La respuesta está en ese hombre! Además que necesita pedirle prestado, una vez más, su poder a Athena… Sasha lo mira decidida y le contesta que si es por la victoria de sus caballeros, ella hará cualquier cosa. Sisyphus se pone en pie y sin titubear les dice que entonces… tienen que ir ¡¡Por esa victoria!!

¡Athena participa en la Guerra! ¿Cuál es el plan para atacar al dios del sueño?

Lost Canvas Resumen 85, Dolor

85.- DOLOR


Lo que pudo ver Athena al entrar al sueño de Sisyphus fue el pesar que éste sintió al alejarla del orfanato donde creció cuando ella era tan sólo era una niña. Un Sisyphus torturándose a sí mismo y el sentimiento de haber provocado la Guerra Santa, lo estaba tiñendo con la oscuridad.

¿¡Sisyphus cae consumido por la desesperación!? ¡La “oscuridad” amplificada por la flecha de Hades consume al guerrero…!


¡El cuerpo de Sisyphus ha sido envuelto por el Sapuri…! Athena lo observa detenidamente, lágrimas de sangre salen de los ojos del guerrero perdido y ella no lo puede tolerar. La diosa no está dispuesta a perderlo, a su protector, al general de sus tropas, a esa persona que le reveló lo que era y hasta el día de hoy ha velado por su bienestar. El levanta la mirada completamente perdido, furioso consigo mismo. Es incapaz de controlarse, la presencia de Athena le incomoda y expulsando parte de su poder, la aleja de su costado. Ella ha sido empujada hacia atrás pero gracias a su propio poder ha logrado salir ilesa, el guerrero ha abierto sus enormes alas negras y una extraña aura oscura ahora forma parte de él. Habiendo perdido sus deseos de luchar y de representar al Santuario, le dice a Athena que él es el más grande criminal que ocasionó la Guerra Santa y que no tiene las cualidades para ser un caballero… ¡ya no es un caballero! Sasha no se ha atrevido a acercársele, no sabe cómo proceder. Sisyphus se está rechazando, la está rechazando a ella… no, se está rechazando a él mismo por completo… Con paso firme, ella avanza hasta colocarse no muy lejos de él, y le grita que no es su culpa que la Guerra santa haya iniciado, que él… Pero ya es demasiado tarde, su alma ha sido corrompida y el santo de oro que habita dentro de él ha desaparecido por completo. Bruscamente la manda a callar y con un movimiento poco sutil se ha arrancado la flecha dorada que estaba clavada en su corazón. El pueblo ha caído en ruinas, producto de las llamas negras de hace un instante, la flecha se ha tornado negra y el guerrero la ha puesto en su arco apuntándole a su diosa. La sangre le brota abundantemente de su pecho, donde la flecha lo había perforado. No queda ni un sólo ser vivo en los alrededores, Athena no se ha inmutado ante la agresión, cerrando los ojos con pena, le comenta que si aún, con esa calma que lleva que desborda el sentimiento de justicia… ha llegado hasta el punto de caer en la oscuridad… ¡entonces ella también está dispuesta a enfrentarla…! ¡¡Como la diosa de la guerra!!

La diosa lo ha provocado y lo anima a lanzarle la flecha negra. El guerreo poseído ha dudado por un segundo pero su lado oscuro ha podido más y la flecha ha salido disparada, clavándose en el pecho de Sasha. Las lágrimas de sangre continúan cayendo por su rostro, los sentimientos en su interior son contradictorios, lanzó la flecha siendo consciente de hacerlo pero a la vez se siente culpable y se preocupa por ella, las sombras le han ganado la batalla y no ya logra pensar con claridad. Esa flecha negra que contenía todo su dolor ahora reside en el corazón de su diosa… Sasha se toma el pecho, incómoda, el dolor es terrible, el dolor del guerrero y no el dolor físico, a través de su ataque ha podido comprender el tremendo dolor que su alma ha estado soportando. Su cara se ha llenado de tristeza, mirando hacia su agresor, le comenta que el haberla alejado de su hogar es la causa de sus angustiantes sentimientos y procede a pedirle disculpas. Ella se le acerca lentamente tocando la flecha que la hiere y le comenta que su existencia en ese mundo es la razón por la que él resultara lastimado.




Sisyphus la observa aterrado, culpable, atormentado, la llama por su nombre, la culpa es más grande que antes y es incapaz de perdonarse. Gritando con todas sus fuerzas, le dice que después de todo… ¡¡él es un caballero innecesario!! Y para terminar con su vida se ha perforado el pecho, justo en el lugar que la flecha lo había herido. Sasha no ha podido resistirlo más y se ha lanzado hacia él, abrazándolo con fuerza. El amor de la diosa lo ha hecho estremecerse, su calidez, su ternura, la compasión que emana de ella… Sus ojos se han llenado de lágrimas pero no ha logrado reaccionar del todo, su mirada se ha tornado aun más confusa pero no la ha apartado de su lado. Ella le dice que los días que pasó con su hermano Alone y con Tenma como simples humanos… los desea aún… porque fueron días muy importantes para ella y no los sustituiría por nada, pero, por esa misma razón, él no necesita esos sentimientos de angustia. El sólo hecho de que ella naciera fue un presagio de la Guerra Santa. Además, en esos momentos, las estrellas malignas ya despertaron y los dioses gemelos comenzaron a movilizarse y, si él no hubiera venido por ella… probablemente ya hubiera sido asesinada. El guerrero agacha la cabeza frente, le quiere creer pero aun duda, el calor que emana le ha calmado un poco su atormentado corazón, las sombras comienzan a disiparse y en el fondo, un resplandor dorado ha empezado a surgir. Sasha le dice que él la protegió y que por favor regresé a ella, porque aún necesita de su poder para ayudarla a proteger a la Tierra. Con cuidado, ella ha colocado una de sus manos en el pecho del guerrero y a su contacto, el sapuri ha comenzado a romperse, el aura negativa se ha disipado y detrás de la oscura armadura, ha surgido ¡la verdadera y única armadura dorada de Sagitario!

Sasha lo ha tomado de la mano y sonriéndole le ha pedido que pelee a su lado. Sysiphus se arrodilla frente a su diosa, su corazón se ha curado de la culpa que había corrompido su alma. Athena personalmente lo ha salvado. Arrepentido y agradecido a la vez, el guerrero agacha su cabeza en señal de respeto y le dice que peleará a su lado hasta que su vida se consuma… ¡no…! Aún si su vida se consumiera… ¡él continuará protegiéndola a toda costa!

¡Gracias al gran amor de Athena, renace el héroe…!

domingo, 27 de diciembre de 2009

Aviso Ovas 7 y 8

Bueno, como se habran dado cuenta, la persona que subtituló las ovas en Youtube nos ha cerrado los videos. Asi que, hasta que las encuentre en otro lugar y en mejor calidad, las podran ver en su canal:


http://www.youtube.com/user/diblasio831


ÚLTIMO MINUTO:  YA TENGO LAS OVAS DE NUEVO, YA LAS PUEDEN VER TRANQUILAMENTE EN MIS ENTRADAS DE LAS OVAS 7 Y 8! DE TODAS MANERAS, AHI LES DEJO EL LINK DE LA PERSONA QUE LAS SUBTITULO HASTA QUE LAS CONSIGA DE OTRO LUGAR. GRACIAS

sábado, 26 de diciembre de 2009

Avance Ova 09!!!

Ya como uds sabrán después de haber leído, sea el manga o mis resumenes, estas nuevas ovas tratran sobre la pelea entre Kagaho y Aldebarán, y se terminarán con la llegada de Alone al Santuario!

Disfrutenlo:

Lost Canvas Resumen 84, Gatillo

84.- GATILLO


Al trabajar juntos, Elcid y Tenma consiguen separar a Oneiros. Sin embargo, todos los encuentros anteriores lograron debilitar a Elcid y Oneiros pudo regresar a la vida. En otro lado, Athena ha logrado entrar en el sueño de Sisyphus…

Justo antes de la batalla contra Oneiros, Athena ingresó al sueño de Sisyphus y lo que pudo ver fue… Aquel día, un caballero encontró a la pequeña reencarnación de Athena…




Sueño de Sisyphus:

Athena ha llegado al Morphia con un solo propósito, entrar al sueño de Sagitario para salvarlo. Tras pasar la última puerta aún en pie, ha logrado penetrar en las profundidades de su sueño y por fin se logra dar una idea de lo que le espera. ¡El día en el que Sisyphus llegó a su pueblo natal para llevarla al Santuario! Sasha ve a Sisyphus a lo lejos, este camina por las calles del pequeño pueblo con un elegante traje y la caja de su armadura dorada en la espalda. El camino hacia el orfanato es corto. El destino de Athena… y ¡el comienzo de la guerra santa, comienzan allí! En su sueño, Sisyphus camina distraído, se ríe levemente sin gracia. La culpa lo invade, hasta ese día había vivido con la confianza en sí mismo de ser llamado Caballero, una Caballero dorado de más alto rango entre los Caballeros, el mayor de los caballero Dorados, un líder para los demás… reaccionando ante todo, comandando las nociones y los acuerdos, viviendo en el Santuario, creyendo ser un modelo a seguir, y también para esa honorable misión, encontrar a la reencarnación de Athena…

Al fin, el camino se ha terminado, el orfanato se encuentra frente a él y tres al costado de la entrada lo observan con curiosidad, como si lo hubieran estado esperando. Sisyphus se arrodilla frente a la joven Athena y le explica quien es y para que ha venido hasta ese lugar. La pequeña Sasha retrocede, algo en las palabras de ese extraño le han resultado familiares pero no sabe por qué. El recién llegado le confirma lo que dijo y le explica que no esperaban que ella nacería en esas tierras tan lejanas y que la Guerra Santa comenzará pronto. Con gran bondad y respeto, el desconocido le suplica que regrese a su lugar de origen en el Santuario y que por favor se convierta en su guía. La pequeña repite las mismas palabras de su interlocutor, se siente muy confundida e inconscientemente ha tomado el brazo de uno de los niños a su costado. El pequeño Tenma reacciona y le grita al extraño que no tiene sentido lo que está diciendo y ¡que a dónde pretende llevarse a Sasha! Alone no ha dicho ni una palabra, agarrando fuertemente uno de sus cuadros, ha observado la escena con gran atención.

Sisyphus se altera un poco y le dice que comprende sus sentimientos… sin embargo, ellos no pueden seguir posponiéndolo por más tiempo. Muy pronto Hades dará señales de su próxima resurrección y eso está amenazando a la Tierra. Con suplica en su hablar, le ruega a la niña que por favor la acompañe, les ruega a los otros niños que por favor comprendan que es muy peligroso para ella permanecer en ese lugar… Al final, Sisyphus ha logrado llevarse a la niña, a la reencarnación de Athena, a su diosa… Porque ese el deber de un caballero, es lo correcto…, y con eso podrán salvar a la Tierra. Pero la duda lo ha invadido de repente, y se pone a pensar si está haciendo lo correcto. La salida del pueblo se encuentra muy cerca y se dice a sí mismo que con lo que acaba de hacer, está cambiando todo para bien… Justo en ese momento, la pequeña Athena le responde que se está equivocando, porque es todo lo contrario. Del cielo ha caído una terrible ráfaga de fuego negro y ha cubierto el cuerpo de Sagitario. Su ropa ha comenzado a quemarse. Alarmado, voltea para ver a la pequeña entre las llamas pero esta no ha sido afectada, al contrario, es como si ella misma las hubiera convocado. La niña lo mira con odio, su mirada es amenazante, como si estuviera poseída. Acercándose a él, le dice que eso es lo que sucede por intervenir en un engaño contra los grandes dioses porque lo que acaba de hacer es: ¡Presionar el gatillo!

La culpa lo invade, sabe que ella tiene razón, su armadura dora ha cubierto su cuerpo y aun así no puede contener un grito de dolor, más por su error que por las llamas que lo rodean. Su sufrimiento se ha intensificado, sus grandes alas doradas se elevan como si quisieran escapar, el guerrero sufre a horrores mientras toma consciencia de las palabras de la joven Athena. Ella le explica que la Guerra se desató desde que él la encontró en ese pueblo, que también vio a su hermano Alone convertirse en Hades y que además, los vio a ellos tres enfrentarse en el Santuario. Y todo eso sucedió, ¡porque él es el causante de esa Guerra Santa! La armadura de Sagitario ha abandonado su cuerpo armándose de nuevo al costado de la pequeña, apuntándolo directo al corazón con la flecha dorada. El guerrero los mira totalmente perdido, avergonzado, culpable. Dentro de sí, piensa que es cierto, que él es causante de esa Guerra Santa y que no tiene las cualidades para ser un caballero. Mirándolos, le pregunta a la armadura de Sagitario si piensa lo mismo que él… porque si es así…. ¡¡entonces será mejor que le dispare!!

La armadura no ha dudado ni un segundo y la flecha ha salido disparada hasta clavarse en el corazón del culpable. La verdadera Athena que penetró en el sueño, ha presenciado la escena paralizada en un rincón. Ahora lo entiende, debido a los sentimientos de culpa es que Sisyphus no ha logrado despertar de ese sueño… y al mismo tiempo, en el interior del sueño, él sigue culpándose una y otra vez… Y aunque fuera así, lo que está amplificando esos recuerdos es… ¡la flecha que le lanzó su hermano!

El guerrero caído se ha reincorporado con mucha dificultad. Temblando en todo su ser, se ha puesto de pie pidiéndole perdón a Athena… a Pegaso… Alone… y a sus camaradas, gente de la Tierra… Ya no es capaz de resistirlo más, él es el culpable, el giró el gatillo de la Guerra y es hora de pagar por su falta. Sasha lo mira asustada y le grita que por favor no lo haga. Pero es demasiado tarde, con gran esfuerzo, Sisyphus ha tocado la flecha que le perforaba el pecho aceptando su falta y dejándose llevar. Un momento después, las llamas negras lo han envuelto cubriéndolo con un Sapuri, una armadura del mundo de los muertos, una sublime y oscura armadura de Sagitario.




¿¡Sisyphus aprisionado por la desesperación…!?

Lost Canvas Resumen 83,

83.- FRENTE COMÚN


Tenma y Elcid han regresado a la realidad, sin embargo, en ese lugar Oneiros da una demostración de su gran fuerza y acaba rápidamente con la vida de los subordinados de Elcid. Este le explica al enfurecido Tenma lo que es el “caminos del deber” para esta guerra santa.

¡Un dios desafiado por el dueto caballero dorado y bronce! ¡Oneiros quien demostró su gran fuerza, es desafiado por ellos pero…!

Ambos guerreros unen sus fuerzas para atacar al dios, ese el camino del deber que tienen que cruzar. Elcid mira a Pegaso y piensa que así es como debe ser… que aunque llegara a romperse, continuará blandiendo su espada por su propio bien y para acercarlo a su objetivo porque ese es el camino que debe cruzar… ¡su orgullo! Nuevamente los caballeros han unido sus ataques, los meteoros y la técnica cortante han salido disparados con gran violencia hacia el enemigo. Ninguno de los ataques ha surtido efecto y un malhumorado Oneiros les ha enviado una ráfaga de energía en respuesta. Valiéndose de su gran velocidad, Elcid ha logrado esquivarla colocándose en posición de ataque nuevamente pero Tenma quien si recibió el ataque, ha salido disparado hacia atrás estrellándose contra unas rocas. Todo es inútil, ningún ataque logra siquiera herir a su oponente, es demasiado poderoso, como si viniera de otra dimensión como lo dijo antes. Oneiros ha rechazado cada ataque sin mayor esfuerzo y la sombra de sus hermanos se ríen de los pobres humanos. Phantasos se burla de los caballeros diciendo que son unos sujetos tontos y bastante idiotas, mientras que Ikelos le pide a su hermano que los mate de una vez por todas y que los aparte de su vista. Las heridas sufridas por el dios debido al ataque anterior han desaparecido, su habilidad para regenerar su cuerpo lo hace indestructible. Pegaso se pone en pie y mira incrédulo el espectáculo, la impotencia lo invade y le impide pensar con claridad. Elcid se le acerca y le pregunta si tan pronto y ya se encuentra confundido. Tenma ha querido responderle pero se ha contenido, la expresión de su compañero le ha llamado la atención, también se ha fijado en su brazo mutilado del que todavía chorrea un poco de sangre. Él tiene razón, no es momento para tener dudas, se han sacrificado muchas cosas para llegar hasta ese lugar y no es hora de pensar así, lo ha comprendido y sus ganas de ¡seguir hacia adelante le han regresado!

Tiempo atrás:

En una tarde nublada en la casa de Capricornio, Sisyphus había pasado a visitar a Elcid. Este último lo escuchaba atentamente, a ese hombre con una gran nobleza en su corazón y uno de los primeros caballeros dorados que se encargaron de los preparativos para esta nueva guerra santa. Dándole la espalda a Capricornio, Sisyphus le comenta que él es tenaz para que su técnica iguale el determinante corazón de acero que posee, y ese es el resultado de continuar con ese ritmo de entrenamiento, llevándolo hasta el máximo. Pero además le dice, con una sonrisa amigable, que eso no es lo único más importante para ellos, los caballeros. Elcid lo mira sorprendido y le pregunta si es que acaso ellos necesitan algo más… Riendo levemente, Sagitario le contesta a su amigo que eso, ya debería de entenderlo. Elcid se ha alejado de ese lugar reflexionando en las palabras de ese hombre, entendiéndolas y ahora está dispuesto a aplicarlas a la hora del combate…

“Mundo Real”:

Elcid llama a Pegaso y le informa que ha decidido que en lo que siguiente, deberán trabajar juntos. Tenma ha volteado bruscamente y ansioso le ha respondido que por supuesto, que tan sólo le diga lo que tiene que hacer y él combatirá a su lado. El poder de regeneración y la fuerza de ataque de ese sujeto provienen de las almas de los cuatro dioses y es por eso, que él se ocupará de cortar esas molestas almas con su espada, pero sin importar que, necesitará un leve intervalo de tiempo para hacerlo. Así que él, atacará justo a su señal… ¡con todo su poder! El plan se encuentra en el tablero, Tenma lo ha comprendido y acumula sus fuerzas, esperando la señal de su compañero para saltar a la acción. Oneiros los observa divertido, se ha dado cuenta que esos dos han decidido irse por el camino más peligroso… y siendo así, los desaparecerá al instante justo como lo hizo con esos sujetos de hace unos momentos. Guardians Oracle ha comenzado a crecer en la punta de los dedos del dios, la energía aumenta en intensidad con cada segundo que pasa. Es el momento de actuar o de morir, el enfrentamiento final que decidirá la batalla… Elcid se alista para atacar, su cosmos ha comenzado a elevarse lentamente, su ideal es fuerte al igual que su espíritu de lucha. Mirando de reojo a Pegaso, piensa que nunca pensó depender del poder de un niño de bronce, pero… ¡¡Así está bien!!

El poder acumulado en la palma de Oneiros se ha concentrado y este se alista para lanzar su máximo ataque. Mirando al caballero dorado, le comenta que esa será su última resistencia y se despide de él. Onerios lleva su brazo hacia adelante para terminar con la pelea, pero justo en ese momentos una serie de meteoros han salido de detrás de Elcid atacándolo y distrayéndolo. Pegaso aparece, aguerrido y sin dejar de atacar, diciéndole al dios que está no es su última resistencia y que ahora ¡lo comprenderá! Oneiros ha perdido la concentración y la energía de su mano ha desaparecido, ese humano impertinente lo ha distraído con su inservible poder. Los meteoros siguen cayendo como lluvia y Elcid ha aprovechado para meterse dentro de ellos, camuflado, pata atacar al dios cara a cara. Oneiros no se ha dado cuenta del engaño hasta el final pero ha sido demasiado tarde, Elcid ha atravesado su cuerpo invencible cortándolo en cuatro pedazos. Sonriendo, el guerrero cae al piso en pie, celebrando su victoria. Al parecer la batalla ha terminado, el dios ha caído y su cosmos ha desaparecido. Tenma ha llegado al costado de su compañero preguntándole si es que se encuentra bien, si su brazo ha podido aguantar. Elcid de Capricornio ya no puede más, dejó el resto de sus fuerzas en ese último ataque y ha caído al piso de rodillas, exhausto y lleno de dolor, pero al final, la victoria les ha llegado.

En el cielo, las cuatro partes del cuerpo de Oneiros se han levantado, el dios no ha muerto todavía, las cuatro almas que lleva en su interior lo han protegido. Su cuerpo no ha sido capaz de regenerarse por el momento, pero es sólo cuestión de tiempo para que eso suceda. Con desprecio, le comenta al humano que logró separar el alma de ellos, en cuatro pedazos igual que su cuerpo y lo hizo en tan sólo un instante, pero no se le puede llamar poder a lo que posee, porque el verdadero poder es sólo para los dioses. Oneiros se burla de ellos, cada una de las cuatro almas se encuentra en cada una de las cuatro partes de su cuerpo mutilado, esperando a reunirse nuevamente. Ya casi no quedan esperanzas, el dolor y la fatiga envuelven a Elcid… ¡su cuerpo ha alcanzado el límite! El dolor de su brazo es insoportable, Tenma lo observa impotente cuando al parecer ¡todo se acabó!

¡Con heridas en todo su cuerpo! La esperanza ¿también se consumió…?

viernes, 25 de diciembre de 2009

Lost Canvas Ova 08 !!!!









Feliz Navidad!

Desde su Blog thelostcanvasdiary, les deseo una muy Feliz Navidad!!!


Que la pasen todos muy bien en compañia de sus seres queridos. Las ovas 7 y 8 son un pequeño regalo adelantado y nos traen el fin del año 2009. Desde acá les deseo una vez más: ¡Felices fiestas!





miércoles, 23 de diciembre de 2009

En cualquier momento las ovas!

La ova 07 está a punto de salir subtitulada, a penas suceda yo pondré el video en el blog!




Lost Canvas Resumen 82, El camino del deber

82.- EL CAMINO DEL DEBER


Sinopsis: Tenma y Elcid pudieron resistir el ataque del enemigo gracias al poder de Athena que ingresó al Mukai para rescatar a Sisyphus. Y para proteger a Athena, ellos dos atacaron en conjunto para abrir in agujero en el espacio y expulsar a Oneiros.

¡Oneiros arrojado por la ruptura en el espacio…! ¡De vuelta al mundo real! ¡Sin embargo en ese lugar también encuentran dificultades…!

Tenma ha elevado su poder al máximo y junto a Elcid han golpeado al dios hasta romper la dimensión y salir al mundo real. El tremendo impacto del golpe combinado de los guerreros no ha surtido efecto en el cuerpo de Oneiros pero cumplió su cometido de sacarlo del Mukai. La breve abertura del Mukai ha producido un fuerte destello que se ha podido ver a lo lejos. Algunos caballeros de bronce que esperaban ordenes de Capricornio la han visto al igual que al monstruo que salió de ella. También se preguntan si ese será el lugar donde el señor Elcid se encuentra y si fuera así, ¡ellos tienen que ir a ayudarle! Los tres jóvenes salen a toda prisa dispuestos a ser “la fuerza” de Capricornio para ayudarlo a derrotar al enemigo.

Ambos caballeros han caído a las afueras de un bosque cerca al destruido pueblo natal de Tenma. Oneiros los observa con algo de desprecio y se mofa de su absurdo intento por alejarlo del Muaki porque aunque estén afuera, no tienen ninguna oportunidad de ganar. La batalla se ha complicado pero ambos guerreros se preparan para seguir hasta el final y no se dejarán vencer tan fácilmente. De repente, de entre los árboles han aparecido tres caballeros de bronce diciéndole a su señor Elcid que han venido para ayudarlo, que ellos serán sus fuerzas. Sorprendido, Elcid lo observa llegar y les dice que estaban supuestos a esperar sus órdenes… La escena es algo conmovedora pero peligrosa a la vez, el dios se ha burlado de los refuerzos a quienes ve como presas fáciles de eliminar. Las figuras de sus hermanos se pueden apreciar detrás de él y ellos lo incitan a destruir a los recién llegados, a los humanos que desobedecieron a su superior y están allí en presencia de un dios. Los tres jóvenes santos se han quedado parados e inmóviles al ver al monstruo frente a ellos, con ese extraño cuerpo como si hubiera más de una persona dentro de él, y se preguntan con un hilo de voz si en verdad se tratará de un dios. Elcid les grita con todas sus fuerzas que no sigan avanzando, que retrocedan y ¡huyan de ese lugar cuanto antes! Pero ha sido demasiado tarde, el terrible poder divino ha caído sobre los pobre muchachos que han salido volando por los cielos, sus armaduras han quedado hecho añicos al igual que sus cuerpos. Una gran cortina de polvo se ha levantado y detrás de ella yacen los cuerpos sin vida de los caballeros de bronce que murieron sin haber podido ayudar a su mentor. Pequeños fragmentos de armaduras se han mezclado con el polvo y las rocas, y el cuerpo Tenma se ha estremecido con gran violencia, es su desesperación ha convocado inconscientemente a una terrible ira oculta dentro de su ser. La crueldad de la que acaba de ser testigo lo ha puesto furioso y mirando hacia el dios, lo ha maldecido con todas sus fuerzas. La sombra de Phantasos se burla de él y le pregunta si es qué acaso está tendiendo su mano hacia la muerte porque si es así, van a acabar con él en un abrir y cerrar de ojos.



Onerios ataca sin previo aviso y el poder golpea a Tenma haciéndolo retroceder, casi volar por la fuerte presión emitida. Indefenso no ha podido protegerse y su cuerpo está sufriendo todo el poder del impacto. Cuando todo parecía perdido, el temible ataque ha sido partido por la mitad y Elcid se ha puesto delante de él, protegiéndolo. Ambos caballeros han llegado casi a sus límites, cansados y sumamente heridos, se siguen manteniendo en pie por el momento. Sin voltear a verlo, Elcid le dice que si se deja llevar por sus emociones tendrá una muerte segura y que se tranquilice un poco. Conteniendo su enojo, Tenma le pregunta que por qué lo que acaba de ocurrir no le afecta… ¡o es que acaso no le importa que sus propios compañeros mueran frente a sus ojos! El puño de Capricornio se ha cerrado con fuerza produciendo un fuerte ruido, de igual manera, sus dientes se han cerrado por el enojo y su cuerpo se ha puesto tenso. Mirando de reojo a Pegaso, le comenta que ellos eran sus subordinados… Arrepentido por sus palabras, Tenma lo mira con tristeza y unos ojos llorosos y agachando la cabeza le pide disculpas.

El desenlace final se aproxima y las posibilidades de ganar son mínimas por los cual, no deben perder el camino. Elcid le dice que su corazón debe ser como una daga, para que no pierda ese camino… el camino del Deber… Y todo eso es posible gracias a una gran cantidad de vidas y le pregunta si lo ha comprendido. Tenma lo ha comprendido pero no ha respondido, la revelación de su compañero lo ha dejado inmóvil, ansioso y pensativo. Oneiros quien también ha escuchado el discurso, les garantiza que todo eso es absurdo porque después de todo, se trata de una débil daga y de un estrecho camino. El dios ha levantado sus brazos con burla, dispuesto a atacarlos en el momento preciso. En frente de él, Tenma ha sido tranquilizado por Elcid y le recuerda que, ¡no debe perder su papel en ese camino! El ataque final se acerca y ambos guerreros elevan su poder para defenderse porque ¡¡todo lo que cuenta es llegar hasta el final!! Los tres cosmos han chocado entre sí, produciendo un gran impacto, la luz ha cubierto todo el lugar una vez más y los combatientes han desaparecido.

martes, 22 de diciembre de 2009

Lost Canvas Resumen 80, ¡Lo derribaré!

81.- ¡LO DERRIBARÉ!


Sinopsis: Oneiros aparece frente a Tenma y a Elcid. Después de llamar a las almas de los otros tres dioses, Oneiros se fusiona con ellas y prepara el ataque. En otro lugar, Athena presiente algo inusual y se lanza ella misma al reino de los sueños.

¡El ataque supremo de Oneiros! ¡El poder combinado de los cuatro dioses ataca a Tenma y a Elcid!

Oneiros acumula su tremendo poder en la punta de su dedo para aplicar su más terrible ataque: Guardians Oracle. La energía acumulada es demasiado poderosa, todo Morphia se ha puesto a temblar mientras la enorme luz ha comenzado a cubrir todo el lugar, arrasando todo a su paso. Los cuerpos de Pegaso y Capricornio comienzan a estremecerse y a torcerse sin haber recibido aún el impacto de lleno. Todo se ha terminado y la luz comienza a disiparse, Oneiros se pregunta si las almas y los cuerpos de esos dos habrán desaparecido. Finalmente, la terrible luz se ha ido la claridad ha regresado en la ya devastada Morphia. El dios desciende para comprobar su victoria pero para su sorpresa encuentra a los caballeros maltrechos pero en pie frente a él. Un objeto le ha llamada la atención, mirando el báculo sagrado de Athena clavado en el piso, no logra contener sus emociones y abriendo grande los ojos se queda fuertemente impresionado tras la llegada de la diosa.





El gran báculo los protegió del Guardians Oracle y del mismo modo, evitó que la puerta del sueño de Sisyphus fuera dañada. En una de las paredes del Mukai se abre un agujero resplandeciente por el cual, el alma de Athena penetra hasta ponerse a la altura de Tenma. Este le sonríe con ternura pronunciando su nombre en un susurro. Ella le devuelve la sonrisa y recogiendo su báculo, desaparece, perdiéndose en el interior del sueño de Sisyphus. La puerta del sueño ahora brilla intensamente por el cosmos de Sasha y ambos guerreros se sitúan inconscientemente a los costados protegiendo el lugar. Elcid retoma la compostura y le dice a Pegaso que la mismísima Athena ha irrumpido en el sueño de Sisyphus… y siendo así, ¡sólo hay una cosa más que deben de llevar a cabo! ¡¡Deben resguardar esa puerta a toda costa!!

Tenma aprueba la decisión del Elcid con un fuerte grito. Ambos se encuentran cansados pero sus espíritus se mantienen fuertes. La armadura de Pegaso muestra algunas gritas y las heridas en sus cuerpos son numerosas pero jamás se darán por vencidos y más ahora que tienen que proteger personalmente a su diosa. Oneiros se burla de ambos, estando al borde la muerte, duda que les quede cosmos que incendiar, así que no tienen nada más que hacer frente a alguien como él. Ha llegado la hora de que desaparezcan al lado de esa patética diosa que tienen. Elcid baja la mirada mientras acumula su poder, recuerda las palabras de aquel sujeto al que vino a rescatar, lo que siempre les dijo: ¡¡que el amor de Athena es Esperanza!!

El ataque ha comenzado, del brazo de Elcid ha salido un potente ataque cortante que ha pasado rosando el cuerpo del dios, este le sonríe y le pregunta al “estúpido” hacia donde estaba apuntado. El plan ha salido a la perfección y Tenma aparece detrás de Oneiros diciéndole que es peligros estar mirando hacia otro lado. Pegasus Ryu Sei Ken sale de nuevo con todas sus fuerzas, los meteoros chocan en el cuerpo invencible del dios sin causar ningún efecto. El ataque no se detiene y el Oneiros le comenta que de nada sirve un ataque si el enemigo está al tanto de todo, y que esa sí es una regla que debería recordar. Tenma le sonríe con brusquedad, sin dejar de atacarlo y le contesta que a pesar de todo no desistirá porque esa es la manera de derrotarlo. Más y más meteoros salen disparados contra él dios, este no es afectado por ninguno pero se da cuenta de que poco a poco lo están haciendo retroceder. Detrás de él, una grita en el espacio se ha abierto gracias al ataque anterior de Elcid, una rajadura en las paredes del Mukai, una salida al exterior ¡El ataque de los guerreros que consiste en alejar al dios de donde se encuentra Athena para poder protegerla! Habiéndose dado cuenta de la trampa, Oneiros se dispone a repeler el ataque de Pegaso pero casi es demasiado tarde para evitarlo. Tenma eleva su cosmos y la potencia del Ryu Sei Ken aumenta de golpe pero Elcid aparece a su costado diciéndole que ese poder no será suficiente para sacar al dios de sus dominios. Siendo su ideal el mismo, ninguno de los dos tuvieron que ponerse de acuerdo para atacar, sus poderes combinados han sido tremendos, Pegasus Sui Sei Ken y Jumping Stone han chocado contra el cuerpo del dios con gran violencia. Jumping Stone, la técnica de Capricornio en la cual utiliza sus piernas para atacar mezclada con el tremendo Cometa de Pegaso han impulsado a Oneiros hasta chocarse con la grieta en la dimensión, sacándolo del Mukai. La realidad, el cielo y la tierra los rodean, Athena está a salvo por el momento y el desenlace de la batalla final se dará en el exterior.




¡Del Reino de los Sueños a la realidad…!

lunes, 21 de diciembre de 2009

Ovas 4, 5 y 6 HD sub español!

En gran calidad y en un sólo video!:

Ova 4:



Ova 5:



Ova 6:

Ovas 1, 2 y 3

Se acercan más y más las nuevas ovas. A menos de una semana, les dejo las primeras 3 ovas para que comience la maratón!:

Ova 1:


Ova2:


Ova3:

Lost Canvas Resumen 80, Cuatro almas

l80.- CUATRO ALMAS


Sinopsis: Después de que Tenma derrotó a Morpheus, Elcid aparece frente a él y encuentran la “puerta del sueño” del cautivo Sisyphus, pero en ese momento aparece el dios de los sueños Oneiros.

Morphia:

Tres puertas nuevas han aparecido, tres magníficos arcos se han colocado alrededor de Oneiros. El mayor de los hermanos extiende su poder hasta activar las tres puertas de los sueños y con un gran grito de triunfo, llama a sus hermanos caídos en batalla para que se reúnan con él. Pegaso y Elcid ven con gran asombro, como las almas de los dioses guardianes de los sueños que habían sido eliminados han regresado para unirse con su hermano. Las figuras transparentes de Ikelos, Phantasos y Morpheus se han posicionado detrás de Oneiros, sus poderosas almas ahora protegen a su hermano de los ataques de los caballeros. Pegaso reconoce al sujeto que lo encerró en su sueño: Morpheus. Mientras que Elcid reconoce a los otros dos a quienes había liquidado no hace mucho. Todo es muy extraño, a pesar de haber sido derrotados, esos tipos han regresado… como si hubieran sido resucitados. La expresión del dios es de euforia y con un fuerte grito les dice a los humanos que ellos, los dioses, pertenecen a dimensiones distintas a la de humanos. Una tremenda luz lo envuelve y las almas de sus hermanos se mezclan en el aire hasta fusionarse con él, cuatro almas habitando el mismo cuerpo… ¡un ser inmortal e invencible!

Alarmado, Tenma lanza un grito de terror, lo que acaba de ver sobrepasa lo que había podido ver en el pasado, sus enemigo se combinaron… De igual modo, Elcid toma una posición más defensiva, no comprende la técnica tan extraña que acaba de utilizar ese sujeto, fusionar su poder con el de sus propios hermanos… sería algo imposible… Oneiros se dirige a ellos, lleno de confianza, detrás de él se puede apreciar el aura de sus tres hermanos que ahora habitan en su cuerpo y les explica que ha recibido ese cuerpo temporal gracias a sus hermanos que ellos derrotaron y, al albergar sus almas dentro de él, puede contar con sus poderes una vez más. La sonrisa en el rostro de Tenma se ha dibujado antes de que él mismo lo pudiera entender, después de todo, ese es el último enemigo de ese lugar y si lo derrotan podrán rescatar a Sisyphus, así que, tratándose de una revoltura de poderes no queda más remedio que ponerle un fin derribándolo con su puño. Pegasus Ryu Sei Ken sale disparado, los meteoros llegan en un instante hacia su enemigo sin producirle ningún daño, estos se estrellan es su cuerpo con pequeñas luces sin poder. El dios se burla del ataque del “estúpido niño” sin darse cuenta que todo eso fue una treta. Elcid de Capricornio ha aparecido detrás de él diciéndole que el también es un estúpido por ser tan confiado y procede a lanzarle un tremendo ataque cortante en vertical partiéndole el cuerpo por la mitad, separándolo en dos pedazos idénticos.

Oneiros se burla del ataque de ambos “tontos”, porque sin importar cuantas veces intenten herir ese nuevo cuerpo, todo será inútil; cada una de las almas que residen dentro de él, lo están protegiendo. De las terribles heridas comienzan a salir destellos de luz y su cuerpo mutilado se junta poco a poco hasta repararse por completo. Ahora se ha convertido en un enemigo invencible, podría decirse que, son cuatro dioses actuando como uno y un dios actuando como cuatro, y humanos como ellos no se encuentran a su altura. Y ahora que todo está perdido, el juego ha terminado para ellos, es inevitable ir en contra de las verdaderas intenciones del señor Hypnos y es por eso que destruirá sus almas y sus cuerpos para que no vuelvan a reencarnar, con su más terrible ataque: ¡Guardians Oracle! Este terrible ataque reúne el poder de las cuatro almas para crear una poderosa e incontrolable energía que ataque a su enemigo hasta hacerlo desaparecer. De la punta del dedo de Onerios el poder comienza a concentrarse mientras sus enemigos los miran impotentes ante tal cantidad de poder. El final está cerca y ya no hay mucho que puedan hacer. El ataque es gigantesco, Oneiros acaba de lanzarles su mejor ataque y la luz ha cubierto todo el lugar…




Templo de Sagitario (Hace unos momentos):

Athena ha podido sentir por un breve instante el terrible choque de poderes entre Morpheus y Tenma y esa sensación ha sido un golpe para ella por el exceso de poder ya que se encontraba vigilando Morphia desde el exterior. Hakurei corre a su encuentro preocupado y le pregunta si se encuentra bien. Ella voltea y le responde que al parecer Tenma ha derrotado a Morpheus, lo que quiere decir que la protección de Morphia ha sido anulada. Athena gracias a su cosmos logró ver el interior del Mukai justo cuando su tercer guardián fue derrotado y, así pudo confirmar que las almas habían sido liberadas de sus sueños, sin embargo… la única alma que no lo logró salir fue la de Sisyphus. Además, Onerios acaba de fusionar su poder al de los otros dioses de los sueños… Sasha agacha la mirada sin poder ocultar su preocupación, es consciente que la situación es crítica y se siente incómoda al no poder ayudarles. Hakurei se queda pensando en lo que hace un ratito le acaba de contar Athena, hace tiempo había escuchado sobre el poder de unificación de los cuatros dioses en el cuerpo de Oneiros, se dice que con ese poder fue capaz de destruir un país completo en tan sólo una noche… Sasha se da la vuelta decidida, no puede dejar todo en las manos de sus fieles caballeros, tiene que hacer algo antes de que Oneiros bloquee el camino hacia el Mukai y por esa razón, tiene que regresar al Reino de los Sueños y traer de vuelta a Sisyphus, porque ella es la única, ¡que es capaz de hacerlo en esos momentos! El maestro se lamenta que no haya otra alternativa pero sabe que es algo inevitable, de todas maneras le pide a Athena que tenga mucho cuidado. Sasha se acerca al cuerpo inconsciente de Sisyphus y luego cierra los ojos concentrándose, su alma ha salido de su cuerpo y se ha encaminado hacia la región de Morphia en lo más profundo del Mukai.

¡Athena en camino para rescatar a Sisyphus!

domingo, 20 de diciembre de 2009

Lost Canvas Resumen 79, El dios de los sueños Oneiros

79.- EL DIOS DE LOS SUEÑOS ONEIROS


SINOPSIS: Tenma es aprisionado por las flores de Amapola del Mukai, las que lo van privando de sus emociones. Cuando estas están a punto de ser robadas, hay un cambio en la actitud de Tenma y éste lanza su ataque sobre Morpheus.

“¡PEGASO DESPIERTA!” “¡EL INSTINTO DE PEGASO PRODUCE EL MILAGRO…!”

A pesar de haber perdido la consciencia, Tenma ha logrado despertar un espectacular cosmos junto a una esplendida armadura divina. Su poderoso rival lo observa lleno de dudas pero dispuesto a luchar. No entiende porque su armadura cambió… y se pregunta si acaso la increíble voluntad de Pegaso fue lo que le permitió reincorporarse a ese Reino de los Sueños. Su orgullo divino le impide darle la espalda y elevando su poder, lo reta para probar, ¡su verdadero poder! Tenma ha lanzado su ataque antes que Morpheus lograra reaccionar, su poder es espectacular, los meteoros han salido en todas la direcciones como si fueran rayos de luz. La batalla ha terminado, el guardián de Morphia ha sido derrotado sin poder explicarse cómo ha podido llegar a ser tan grande el poder de ese humano… El dios cae moribundo mirando hacia Pegaso, desde muy lejos, más allá de la recóndita Morphia, ha podido sentir un cosmos. Esa persona… imposible… la persona que perturbó el alma de Pegaso ha sido… su señor… Sin poder terminar su frase, el dios ha sido liquidado y su cuerpo se ha desintegrado sin dejar rastro.

Tenma aun se encontraba con el puño en alto cuando ha abierto los ojos. Su armadura ha regresado a la normalidad, jamás se percató del cambió si es que en verdad lo hubo… Al parecer su alma fue perturbada por un cosmos exterior y se produjo el milagro, su cambió fue producto de un despertar momentáneo del verdadero poder que se encuentra en su alma, el instinto que le fue grabado desde la era mitológica, un recuerdo de su alma... una ilusión. Tenma voltea mirando por todos lados buscando a Morpheus y a las amapolas pero no logra encontrar nada. Todo es muy extraño, un sensación de melancolía le ha cerrado el pecho, su rostro demuestra sorpresa y la confusión reina en todo su ser. Lamentablemente para él, sus pensamientos han sido interrumpidos por un fuerte estallido, las puertas de todos los sueños en Morphia han comenzado a destruirse, sin su guardián, todo el reino de Morphia ha comenzado a derrumbarse. Sin atinar a hacer algo mejor, Tenma se queda parado viendo como todo se cae a pedazos, cuando cerca de él, unos enormes bloques de piedra son cortados, dando paso a la entrada de Elcid de Capricornio. Este lo observa sin dejar de avanzar y le pregunta si acaso es él Pegaso, porque no pensaba encontrarlo en un lugar como ese… Después de haber terminado con las presentaciones, Elcid le explica que se encuentra allí para cumplir con una misión que le encomendó el Patriarca y mientras tanto, él estará bajo su protección. El guerrero muestra una enorme cantidad de heridas en todo su cuerpo debido a sus combates contra Ikelos, tanto fuera como al interior del Mukai. Alarmado, Tenma le pregunta qué tipo de misión tiene que cumplir, que misión lo pudo haber traído hasta un lugar como ese… El caballero dorado le ha dado la espalda verificando el lugar y le comenta que ha venido a buscar el alma de un hombre que es indispensable para el Santuario: Sisyphus de Sagitario.





Morphia ha quedado en ruinas, todas las puertas de los sueños han estallado quedando tan sólo una en pie. Una puerta especial, reforzada para contener el alma de un enemigo poderoso. Tenma le cuenta a su compañero que logró ver a Athena y a Sisyphus cuando estaba soñando y fue gracias a eso que logró despertar. Además está Morpheus a quien al parecer derrotó y debido a eso, todas las almas que permanecían en ese lugar fueron liberadas y lo más seguro es que todos hayan despertado… Sacudiendo su cabeza, este regresa a la realidad después de haber estado sumergido en sus propios pensamientos para fijarse con espanto en el brazo mutilado del Elcid. Con ahínco, le recrimina que se está tomando muy a la ligera su herida y además, por qué haber llegado hasta ese punto para rescatar a una persona… quién es Sisyphus en realidad… Elcid se aleja lentamente hacia la puerta que ha quedado en pie, no ha querido responderle a Pegaso por el momento a pesar de la desesperación en su voz. Ambos guerreros se asoman a través de la puerta y confirman que adentro se encuentra el sueño de Sagitario que aún es prisionero dentro del Mukai. Tenma reconoce su pueblo natal y ve a Sisyphus recorrerlo, seguramente se trata del día en que encontró a Sasha y se la llevó al Santuario. Elcid voltea y le informa a Pegaso que Sisyphus también estaba encargado de investigar a los dioses gemelos y su deber era auxiliarle en cualquier momento y es por esa razón que su deber también consiste en liberarlo… ¡aunque muera en el intento!

Un terrible ataque cortando ha chocado contra la puerta, Capricornio ha lanzado su mejor ataque y esta, a penas se ha estremecido. Una presencia malvada ha invadido el lugar y una potente voz ha cubierto las ruinas de Morphia, explicándoles a los dos intrusos que todo lo que hagan será inútil porque ellos jamás podrán abrir esa puerta. El último de los Guardianes del Sueños se materializa frente a ellos, presentándose como el dios del sueño Oneiros. Elcid lo observa atentamente y le dice que por fin se dignó a aparecer. El dios comienza a elevar su poder, no está dispuesto a jugar con ellos, sobre todo después de todos los problemas que aún causado, después de todo, él es un dios con poderes fuera de la imaginación de ellos, los humanos. Pegaso y Capricornio le responden que no tiene sentido lo que dice y que sus hermanos han sido derrotados por lo que sólo queda él para pelear. Onerios sonríe satisfecho, al parecer los tontos caballeros aún no han entendido el poder de un dios… entonces les dará lo que tanto están pidiendo. Expandiendo su cosmos, el dios levanta los brazos al aire mientras llama a sus hermanos caídos en combate para que lo ayuden a eliminar de una buena vez a los intrusos que han osado luchar contra ellos.

Myth Cloth 2007 part 6 (Santos de Bronce 2da armadura box set)

Diciembre 2007, Bronze Saints: