Buscador de Noticias LC en el Blog!

sábado, 29 de mayo de 2010

LC 179


LC179: AVE FENIX

Las alas de Kagaho han cambiado finalmente a las del Fénix original y su corazón se ha ablandado gracias al sacrificio de su rival y al recuerdo de su hermano. El "último dragón" de Dohko los ha propulsado hacia el firmamento pero, habiendo recuperado la humanidad que aun habitaba en él, Kagaho lo ha tomado por el cuello y le ha salvado la vida gracias a un Corona Blast que lo ha regresado hacia la Tierra. Es el final para el Fénix, y en sus últimos instantes ha pensado en Athena y en sus caballeros al igual que en su señor Alone en quien creyó. Algún día regresará a esa Tierra (Ikki) y lo protegerá... Alone se ha despedido de él y le ha pedido que regrese a su color verdadero. Mientras tanto, Pandora se acerca al templo de Hades para tomar su venganza...





Link: http://submanga.com/Saint_Seiya_The_Lost_Canvas/179/74836





sábado, 8 de mayo de 2010

Lost Canvas Resumen 117, Monstruo

117.- MONSTRUO



¡Abrumadora intimidación frente al barco de la esperanza!

Con gran confianza, Behemoth se ha burlado de los caballeros frente a ella. Después de todo, la tarea que le encomendó su señor Aicos será un juego de niños. Las aterradas caras de los caballeros de bronce le han servido de estimulo y ahora que ha entrado en el campo de batalla, destruirá todo a su paso tal cual se lo encomendaron.



Dando un fuerte paso hacia adelante, el suelo a su alrededor se ha quebrado dejando un considerable agujero lleno de grietas, un ligero temblor a sacudido toda el área y poco a poco la superficie se ha aflojado hasta crear un camino deforme lleno de piedras y tierra hasta el lugar donde se encontraban Yato y compañía. El poder de ese sujeto es descomunal, es como si fuera un verdadero monstruo contra el que no tienen la mínima posibilidad de ganar. Las esperanzas de proteger el barco han decaído pero como sus protectores, no se pueden dar el lujo de abandonarlo, sin importar la gran desventaja que se les presenta en ese momento.

Aún lejos de allí, Aicos, posado en la proa del barco negro, ha podido ver desde los cielos con sus ojos de Juez, el gran espectáculo que su segundo al mando le está ofreciendo. No ha podido contener la risa y espera con ansias la siguiente demostración de poder y sobre todo, el inicio de combate contra esos patéticos caballeros de Athena…

Violate ha comenzado a avanzar hacia el barco. Sus tranquilos y controlados pasos reflejan la enorme confianza y superioridad que emanan de su cuerpo. Los soldados temerosos, le han abierto el camino sin atreverse a acercársele, aún conmocionados por la expulsión de poder de hace unos instantes que a la mayoría les causo breves heridas en el cuerpo. Ella a penas lo ha mirado, pero les ha dicho sin emoción que los sujetos más encantadores son aquellos con rostros temerosos y sombríos. Pero hay algo que le gusta de sujetos como ellos… ¡y eso su incapacidad por proteger las cosas! Tomando un pequeño impulso, se ha colocado justo delante del enorme barco pero antes de poder siquiera tocarlo, los cuatro caballeros de bronce protectores (Lobo, Oso, Hydra, León Menor) se le han arrojado encima, gritándoles y sujetándola con fuerza, sellando aparentemente todos sus movimientos. Ahora es el momento de demostrar por qué son los guardianes del barco de la esperanza y por qué Athena los eligio para que lo reparasen. Los esfuerzos invertidos no serán en vano… ¡y no permitirán que ese espectro toque siquiera uno de sus clavos! Los cuatro guerreros la han sujetado con fuerza yal parecer ha surtido efecto. Ahora que se encuentra inmovilizada tienen que pensar rápidamente en una manera de derrotarla antes de dañe el barco y los recuerdos que en él habitan de antiguas generaciones de caballeros. Pero Behemoth no ha hecho nada más que sonreír, en ningún momento fueron rivales para ella y ahora que se encuentra un poco más animada, aprovechará para liquidar una gran cantidad de recuerdos, destruyéndolos a todos de paso.

Ha sido demasiado sencillo. Con tan sólo un movimiento de su brazo derecho, ha creado una ráfaga de poder que ha derrotado a sus cuatro contrincantes en un abrir y cerrar de ojos. Los pobres han caído a su alrededor con las armaduras llenas de grietas, con algo de sangre y un sinfín de heridas por todo el cuerpo. Ni siquiera fue un combate para Behemoth, fue algo menos que una distracción… Lobo, inmóvil, la ha visto acercarse al barco y le ha gritado que por favor se detenga, pero es demasiado tarde para ello ya que ahora el espectro se encuentra frente al barco listo para destruirlo. Las esperanzas de todos se han perdido y sabiendo esto, Violate ha levantado su brazo para atacar pero justo en ese momento una persona ha salido de la nada y le ha detenido el movimiento atrapando su muñeca. Regulus ha reaparecido y le ha pedido que se detenga porque ese barco que ve, aún no puede ser destruido. Tras sonreírle, ella le ha preguntado si se refiere a esa “chatarra”, a lo que el joven León le ha respondido con furia que ese barco no es sólo un recuerdo de sus antecesores, porque ahora, ¡los pensamientos de todos ellos viven en él!



¡La temible pelea entre Behemoth y Leo está a punto de comenzar!

Lost Canvas Resumen 116, Vanguardia

116.- VANGUARDIA


Las reparaciones del barco de la esperanza continúan a buen ritmo bajo la supervisión de Regulus y de Junkers. No muy lejos de allí, el último de los tres Jueces, Aicos, prepara sus tropas para el ataque.

¡Partiendo al frente con júbilo! ¡La información sobre su partida le es revelada!

Al interior del enorme barco negro con la forma de Garuda, Violate se encuentra dentro de una de las enormes salas de baño, sumergida en el agua, meditando sobre su misión. Un soldado la ha interrumpido con mucho respeto, informándole que los preparativos para su salida están terminados y es hora de subir hacia donde se encuentra su señor Aicos. Su gran y poderoso cuerpo se ha puesto de pie, su largo cabello se ha agitado impaciente por partir. Sólo su cuerpo de mujer la diferencia de sus compañeros, pero la cantidad impresionante de cicatrices en su piel son las que le dieron el título de ser la mano derecha de uno de los tres Jueces. Por fin ha llegado su momento, todo su orgullo será puesto a prueba, pero su pecho vibra por la misión que se le ha concedido. Ella, que fue elegida para ir a la cabeza del ataque como un combatiente de élite, delante de él. Las monjas negras la han visto alejarse después de ayudarla a colocarle su imponente armadura. Ya nada mas cuenta, ella es el Behemoth, la bestia indomable y cumplirá con el deber que le han encargado, ¡porque nadie que ella lo puede hacer!



Todo lo que ha hecho ha sido por esa persona… por su señor, por el que le brindo toda su confianza y la convirtió en su apoyo. En la popa del barco, los espectros han visto llegar a Violate con cierta admiración, y en lo alto, en su propio trono, Aicos ha sonreído al verla y le ha dado la bienvenida. Con gran respeto, se ha arrodillado y agachado la cabeza pero su señor le ha pedido que se levante y se le una. Delante de ellos se encuentra el horizonte, el barco negro tardará un poco más en llegar a Jamir pero ella tendrá que adelantarse para preparar el terreno. Adelante se encuentra el escenario que Aicos imagino y ahora les mostrarán juntos, ¡como desaparece la Tierra a todos aquellos que se sienten aferrados a ella! ¡Todo se convertirá en su dominio! Y ella, su fiel apoyo, les demostrará a los caballeros lo indefensos que están ante su poder. Tomandola fuerte por la cintura le encargado su misión y ahora es el momento de que vaya y cumpla con los deseos de Garuda, el nuevo soberano de esas Tierras. Una gran equis se ha formado en la espalda de Violate y gracias a la técnica especial “Garuda Flap”, ha sido impulsada hacia el cielo nocturno hacia donde sus enemigos ignoran que el peligro es inminente…



Un poco alejada de las reparaciones del barco, Yuzuriha se ha tomado un tiempo para rendirle un pequeño homenaje a su maestro caído en batalla, cuando a lo lejos ha sentido el gigantesco cosmos aproximarse a una gran velocidad. No hay dudas, un espectro con gras poder se dirige hacia el barco de la esperanza y Regulus, Yato y los demás se encuentran en gran peligro. Poniéndose en pie, ha comenzado a correr para advertirles a sus amigos pero la terrible explosión la ha hecho detenerse. El poderoso cosmos ha aterrizado con gran estruendo derribando a todos los soldados y caballeros a lo lejos.



El polvo y la tierra se han levantado. Yato, Junkers y los demás se han puesto de pie con algo de dificultad. Lo que parecía un bombardeo del ejército de Hades ha sido realizado por una sola persona… A pocos metros de distancia, Violate les ha sonreído. Confiada y peligrosa, se ha burlado de ellos y de lo frágiles que son. A llegado la hora de luchar, el momento de cumplir con su misión y de destruir esa pobre nave junto con todos los caballeros que se le pongan en frente. Todo en el nombre del gran señor Aicos. La figura imponente del espectro ha destabilizado a todos los presentes. La furia del Behemoth ha estallado y su cuerpo solo le pide la masacre.

¡Soldado de avanzada y fiel apoyo de uno de los tres Jueces Aiacos! ¡Violate ha llegado!

Lost Canvas Resumen 115, Reparaciones

115.- REPARACIONES


Gracias al poder de Regulus, el barco de la esperanza ha sido liberado. En el Santuario, Unity le ha entregado el Oricalcos a Sasha y se ha marchado de regreso a Bluegard. Tenma ha hecho su regreso justo a tiempo, vistiendo una nueva armadura de Pegaso y ahora está listo para la batalla final.

¡Una nueva armadura, un nuevo cosmos ardiente! ¡El arribo de Pegaso!

El aura de Pegaso ha inundado el templo de Athena y Tenma ha caído como un meteoro frente a Sasha. Ella se ha sonrojado al verlo, conteniendo algunas lágrimas de alegría. Arrodillado, este le ha comentado que ahora sí podrán llegar hasta el Lost Canvas y que es una nueva oportunidad para ir hacia donde está Alone para traerlo de regreso. En su cabeza sólo está detener la Guerra Santa recuperando a su amigo de infancia y regresar a esos días en los que los tres eran inseparables. Hace mucho ya que las fuerzas del mal lo retienen, pero ahora que se ha vuelto más fuerte, tendrá una oportunidad de ir por él. Mirándose fijamente, ambos se han sonreído y Tenma le ha comentado que se alegra mucho de haber podido llegar a tiempo y que ahora, ¡se ha vuelto fuerte y ya no perderá ante nada! Sisyphus que se había mantenido callado durante el reencuentro, le ha pedido a Pegaso que espere un poco más para eso. Después de todo, aunque hayan sido amigos desde su infancia, no debe olvidar que ahora son Athena y caballero. Sorprendido al verlo, Tenma lo ha reconocido como el “revivido” Sagitario. Estuvo tan entusiasmado en reencontrarse con ella que no había notado la presencia del caballero dorado y ahora lo han pillado en una plática bastajte familiar con Sasha. Pero en vez de regañarlo, Sisyphus le ha comunicado a Athena que se retira para hacerse cargo de los preparativos del próximo ataque al Lost Canvas. Dándoles la espalda, les ha comentado que de ahora en adelante, será Pegaso quien se hará cargo de protegerla. Por fin ha llegado el día en el que protegerán juntos a Athena. Sus dos protectores que cuidarán de ella por siempre y la ayudarán a salir airosa de esta guerra. Con una gran sonrisa, ha salido del templo y se ha perdido entre las grandes escaleras, llevándolo de regreso a las doce casas.

Sasha y Tenma se han quedado conversando tranquilamente sobre los últimos sucesos, sobre el entrenamiento en la isla Kanon, sobre lo que pasó en el castillo de Hades y sobre la frustración y dolor causados debido a las pérdidas de todos sus compañeros. Pero ahora todo será diferente, Tenma le ha dicho que incluso ahora, puede escuchar las voces de que aquellos que se han marchado (Hakurei, Elcid, Manigoldo, Aldebarán, Asmita, los niños del orfanato), y a pesar de todo lo que ha vivido, aún no ha sido capaz de responderles. Ahora que la esperanza ha regresado, está decidido a ir al Lost Canvas y cumplir con la promesa del brazalete de flores, sin importar contra quien se enfrente. La nostalgia y la pena ya no son tan fuertes como antes, esta vez al menos, la determinación las ha superado y han hecho del guerrero, un ser más fuerte con sólo un deseo en mente: ¡encontrarse de nuevo con su ex amigo, Alone!

Jamir:

En un tiempo casi record, la mitad del enorme navío ha sido reparado a la perfección. Los caballeros de bronce secundarios (león menor, hydra y oso) dirigen las operaciones, siendo ellos mismos, dirigidos por su líder no oficial: el caballero del lobo. Los soldados han trabajado arduamente durante todo ese tiempo, muchas veces sermoneados pero dichosos de poder ayudar a su diosa. Inclusive Yato se ha puesto a trabajar… recibiendo consejos y reprimendas de Hydra… El joven león ha dejado su guardia para acercarse a ver los avances y se ha quedado maravillado con los progresos, no sólo por la rapidez con la que los han estado haciendo, sino también por la alta calidad del trabajo. Si los progresos siguen a ese ritmo, deberías ser capases de terminar antes de que llegue el Oricalcos. Por otro lado, él llegó como guardián por orden de Sisyphus en caso de que hubiera un ataque del ejército de Hades pero… al parecer sólo está allí de adorno. Aburrido, se ha paseado entre los soldados -sumamente ocupados-, se ha detenido frente a una mesa llena de herramientas y distraídamente ha tomado una de ellas entre sus manos… A lo lejos un fuerte grito de reproche lo ha hecho saltar en su lugar y Junkers, caballero de bronce del Lobo le ha reclamado que no debería tocar las herramientas de ese modo. Siendo un novato en la materia, podría quebrantar el “humor” de las herramientas. Bleriot, caballero de bronce del León Menor se les ha acercado apoyando las palabras de su compañero. Ellos le han dicho al “señor dorado” que al parecer ese tipo de trabajo es inusual para él… De gran humor, Regulus les ha sonreído y asentido, además de decirles que, ¡son impresionantes! Gracias a ellos las reparaciones del barco parecen como nuevas. Ligeramente altaneros, ambos caballeros han levantado la cabeza halagados y Junkers ha aprovechado para contarle que lo más impresionante allí no son ellos, sino la madera de ese barco. Se dice que la construcción de ese barco ha permanecido desde la era mitológica y que según el relato, este fue hecho a partir del gigantesco árbol divino que se levantaba en algún lugar del monte Olimpo. Y es por eso que ha incrementado el lustre y la fuerza del casco en recompensa a su trabajo y entera disposición. Sorprendido, Regulus se ha fascinado sobre los orígenes del barco sagrado y sobre la vida que lleva en su interior. El navío ha sido traído a la vida por diferentes generaciones y todos aquellos que le han brindado su poder y cuidado al barco, ahora viven en él. Algo parecido a las armaduras… Generación tras generación han heredado las armaduras sagradas, varias de ellas que han tenido que ser reparadas y ahora son utilizadas en esta era. Y es por eso que las armaduras deben usarse seriamente y nunca a la ligera. Totalmente sumergido en las palabras de Junkers, Regulus se ha llevado una mano al pecho tocando su propia armadura dorada e inocentemente le ha preguntado si es en serio todo lo que ha dicho. Fuera de sí, este le ha respondido que, ¡por supuesto que es verdad! Que es un ingenuo por no entenderlo y que los combates no son lo único que existe… Después de todo… ¡aún es un chiquillo! Malhumorado, Junkers le ha reclamado a Bleriot los planos y se han dirigido hacia el barco. Parado en el mismo lugar, Regulus los ha visto alejarse agitando sus brazos y gritándoles a los soldados. Le agrada la idea de que piensen que las herramientas tienen vida, pero las últimas palabras dichas por Lobo son las que lo han dejado pensando. Tal como lo dijo Sisyphus, aún es demasiado joven para comprenderlo: Heredar la armadura y las técnicas no es tan fácil como lo había pensado…



A algunos kilómetros de allí:

Una enorme embarcación con la figura de Garuda, se encuentra flotando en los aires, esperando cautelosamente junto con su tripulación de soldados negros y espectros. Violate de Behemoth se ha arrodillado dentro del pequeño salón para darle un reporte detallado a su señor sobre la ubicación de los caballeros en Jamir. A su costado, unos seres -muertos vivientes sedientos de sangre-, se mantienen alejados gracias a los soldados. Estos son cadáveres que no han podido reposar en paz y ahora son esclavos del barco negro. Sentado en el trono, el señor del barco ha decidido atacar a los caballeros sin la necesidad de esperar por Pandora, pero justo en ese momento uno de los monstruos ha pasado la guardia y se ha lanzado contra ellos. Una pequeña equis ha salido de las manos de su líder y el pobre ingenuo ha volado en mil pedazos, salpicando de sangre y huesos a Violate que en ningún momento se movió de su posición. Divertido por el espectáculo, él, uno de los tres Jueces del Inframundo, la estrella celeste del heroísmo Aicos de Garuda, está dispuesto a dirigirse hacia Jamir en el Himalaya, ¡en ese mismo instante!

¡Un poderoso y atroz enemigo! ¡El último de los tres Jueces finalmente entra en acción!